Garmendia Salvador - El turpial que vivió dos veces

Size 950.61 KB   0 seeders     Added 2012-11-05 11:07:16

To download or stream you need BitLord. Visit them at BitLord.com
Quizá el mundo es demasiado grande como para reparar en una historia tan mínima como esta. No por eso deja de ser excepcional. A veces puede resultar seductor abusar del débil. Desde nuestra más tierna infancia y desde la inconsciencia que a veces conlleva, en algún momento sentimos la necesidad de doblegar al menor sólo para hacernos valer o, simplemente, porque podemos. Después, al crecer, este sentimiento no desaparece, y se le suman otras razones e intereses. De vez en cuando, nos damos cuenta de nuestro error y rectificamos. Ojalá el resultado fuera siempre este. Cabría entonces un lugar para la esperanza. Quizá el ser víctima de nuestra soberbia nos mire a los ojos y nos perdone. Quizá nosotros reparemos en su mirada y entendamos. Así es esta historia, porque este pequeño libro es esencialmente una historia. Es un relato de cualquiera de nuestras vidas, del momento en que comenzamos a entender. Si así ha sido, podemos dejarnos conmover por ella, y si no, nos puede ayudar a comprender que cualquier vida es grande y única. Que toda vida es digna de respeto. Esta es una historia de perdón. El que le ofrece el turpial al niño protagonista y el que el niño por fin siente hacia sí mismo cuando consigue el primero, pero también de libertad. Servirá para entender que habita en nosotros, niños o pájaros, nadie puede dárnosla o privarnos de ella. Esta es la historia de un encuentro. El encuentro entre dos seres distintos que descubren un lugar en que hermanarse. Esta es una historia de comunicación, del entendimiento que se produce a través de un camino por el que sólo se puede transitar con tolerancia y generosidad. Esta es una historia de miradas, recelosas, depredadoras, y tristes primero, después desconfiadas, sometidas y al final íntimas y compartidas.
El sorpresivo golpe de una piedra en el pecho de un turpial, cambia el rumbo de dos vidas: la del pájaro y la de su agresor, un niño que sin más razón que la de probar su buena puntería, le dispara. Algo sucede, dentro de él, que se convierte en el salvador de su víctima pero la deja en cautiverio. Ha pasado el tiempo y el turpial no puede cantar. Ha olvidado sus fuerzas y ni siquiera está seguro de recordar lo que significa volar. El niño, por su parte, tampoco disfruta la sabana como antes y hace silencio. De pronto, los ojos del niño y los ojos del pájaro se encuentran en ese segundo de descubrimiento y paz donde las almas se entienden y se disculpan. La puerta de la jaula se abrirá para ambos.
De fácil lectura y comprensión son las páginas que recrea el escritor venezolano Salvador Garmendia para recordarnos que...”volar era como cantar: una fuerza que duerme allá adentro y despierta cuando somos felices”. A este bello texto lo acompañan ilustraciones de Rosana Faría, de un efectismo a veces casi perfecto, como la ilustración que refleja la muerte del turpial a manos del niño. El pájaro yace con las alas extendidas sobre la tierra parda, se le han desprendido algunas plumas y bajo su cuerpo de un tenue color amarillo se ha derramado una gran cantidad de sangre roja y luminosa. A un lado el niño, con la honda en la mano lo observa, y pareciera que ya ha comenzado a arrepentirse. De esta ilustración se desprende un delicado silencio que enriquece el momento narrativo.		
mvea027 - ETQVDV.rar 950.61 KB
Gathering some info...

Register and log in Isohunt and see no captcha anymore!

4000 symbols left
Hash CF133095615E202069758232B7F5476B4E01CC83